RD 208/2005 sobre aparatos eléctricos y electrónicos y la gestión de sus residuos
RD 833/1988 de 20 de Julio por el que se aprueba el Reglamento para la ejecución de la Ley 20/1986 básica de residuos tóxicos y peligrosos.
ORDEN MAM/304/2002, de 8 de febrero, por la que se publican las operaciones de valorización y eliminación de residuos y la lista europea de residuos

DECRETO 99/2004, de 9 de marzo, por el que se aprueba la revisión del Plan de Gestión de Residuos Peligrosos de Andalucía

Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos. BOE número 96 de 22 de abril de 1998

Real Decreto 952/1997, de 20 de junio, por el que se modifica el Reglamento para la Ejecución de la Ley 20/1986, de 14 de mayo, Básica de Residuos Tóxicos y Peligrosos, aprobado mediante Real Decreto 833/1988, de 20 de julio. BOE número 160 de 5 de julio de 1997

Reglamento para la ejecución de la Ley 20/1986, básica de residuos tóxicos y peligrosos

REGLAMENTO 2037/2000/CE del Consejo, de 29 de junio de 2000, sobre las sustancias que agotan la capa de ozono - DOCE 244/L, DE 29-09-00

RD 1383 - 2002 Vehículos fuera de uso



7112 Sábado 26 febrero 2005 BOE núm. 49
los fines de este real decreto. En el mismo plazo deberán
elaborar los correspondientes planes de emergencia.
Disposición adicional sexta. Adaptación de los planes
de estudios.
En el plazo de un año a partir de la entrada en vigor de
este real decreto deberán efectuarse las adaptaciones
necesarias de los planes de estudios de los centros de
formación del Cuerpo de la Guardia Civil, para asegurar la
formación básica que en materia de prevención de riesgos
laborales se recoge en esta norma.
Disposición adicional séptima. Adaptación de manuales
e instrucciones.
En el plazo de un año a partir de la constitución de los
órganos de prevención, previo informe del Servicio de
Prevención respecto de las medidas preventivas sobre
seguridad y salud en el desempeño de las funciones propias
del Cuerpo de la Guardia Civil, los manuales e instrucciones
para servicio, los libros de organización y de
régimen interior y las demás medidas que sobre esta
materia haya dictado la Dirección General de la Guardia
Civil se adaptarán a las disposiciones contenidas en este
real decreto.
Disposición derogatoria única. Alcance de la derogación
normativa.
Quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o
inferior rango se opongan a lo dispuesto en este real
decreto.
Disposición final primera. Habilitación normativa.
Se faculta al Ministro del Interior para dictar las disposiciones
complementarias que sean precisas para el desarrollo
de este real decreto.
Disposición final segunda. Entrada en vigor.
El presente real decreto entrará en vigor el día
siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del
Estado».
Dado en Madrid, el 18 de febrero de 2005.
JUAN CARLOS R.
La Vicepresidenta Primera del Gobierno
y Ministra de la Presidencia,
MARÍA TERESA FERNÁNDEZ DE LA VEGA SANZ
3242 REAL DECRETO 208/2005, de 25 de febrero,
sobre aparatos eléctricos y electrónicos y la
gestión de sus residuos.
La Directiva 2002/96/CE del Parlamento Europeo y del
Consejo, de 27 de enero de 2003, sobre residuos de aparatos
eléctricos o electrónicos, modificada en su artículo 9
por la Directiva 2003/108/CE del Parlamento Europeo y del
Consejo, de 8 de diciembre de 2003, tiene como objetivos
reducir la cantidad de estos residuos y la peligrosidad de
los componentes, fomentar la reutilización de los aparatos
y la valorización de sus residuos y determinar una
gestión adecuada tratando de mejorar la eficacia de la
protección ambiental. Para lograr dichos objetivos establece
una serie de normas aplicables a la fabricación del
producto y otras relativas a su correcta gestión ambiental
cuando devenga residuo.
Asimismo, se pretende mejorar el comportamiento
ambiental de todos los agentes que intervienen en el ciclo
de vida de los aparatos eléctricos o electrónicos, por
ejemplo, los productores, distribuidores, usuarios, y, en
particular, el de aquellos agentes directamente implicados
en la gestión de los residuos derivados de estos aparatos.
Este real decreto, que incorpora al derecho interno las
mencionadas directivas, se dicta al amparo de lo establecido
en los artículos 1 y 7 de la Ley 10/1998, de 21 de abril,
de Residuos, que faculta al Gobierno para fijar disposiciones
particulares relativas a la producción y gestión de
determinados tipos de residuos de manera que se facilite
su reutilización, reciclado y valorización.
De acuerdo con lo anterior, este real decreto establece
medidas de prevención desde la fase de diseño y fabricación
de los aparatos eléctricos o electrónicos tendentes
sobre todo a limitar la inclusión en ellos de sustancias
peligrosas. Se incorpora así lo dispuesto en la Directiva
2002/95/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27
de enero de 2003, sobre restricciones a la utilización de
determinadas sustancias peligrosas en aparatos eléctricos
o electrónicos, y se permite, de conformidad con la
normativa comunitaria, un período de adaptación en cuya
virtud tales restricciones serán definitivamente exigibles
a los aparatos que salgan al mercado a partir del 1 de julio
de 2006.
Por otra parte, se determina cómo gestionar los aparatos
eléctricos o electrónicos para minimizar la afección
ambiental de este tipo de residuos con especial consideración
de los procedentes de hogares particulares, debido
a su porcentaje mayoritario en el cómputo total de residuos
de estos aparatos.
En primer lugar, se establece que los últimos poseedores
podrán devolver los aparatos, sin coste, a los distribuidores
o a las entidades locales que recepcionarán
temporalmente los procedentes de hogares particulares
y, previo acuerdo voluntario, los de uso profesional. Posteriormente,
los productores deberán hacerse cargo de
ellos y proceder a su correcta gestión. Si éstos no realizan
por sí mismos dicha gestión, deberán entregarlos a gestores
autorizados o participar en sistemas integrados de
gestión en los que pueden intervenir los distintos agentes
económicos.
Asimismo, el real decreto concreta las operaciones de
su tratamiento, que deben ajustarse a las mejores técnicas
disponibles, en el sentido de la Ley 16/2002, de 1 de
julio, de prevención y control integrados de la contaminación,
y establece, además, el régimen jurídico dependiendo
de las características de las operaciones y la peligrosidad
de los componentes que constituyan el objeto
de la gestión.
En aplicación del principio «quien contamina paga» el
productor debe hacerse cargo de los costes de la gestión,
incluida la recogida desde las instalaciones de almacenamiento
temporal establecidas por los entes locales o desde
los distribuidores, de los residuos que se generen tras el
uso de los aparatos eléctricos o electrónicos que se pongan
en el mercado a partir del 13 de agosto de 2005. Se
prevé, asimismo, la financiación de los costes de gestión
de los residuos procedentes de aparatos puestos en el
mercado antes de dicha fecha dependiendo de si aquéllos
proceden de hogares particulares o de uso profesional.
Los productores de aparatos eléctricos y electrónicos
deberán inscribirse o estar inscritos en el Registro de
establecimientos industriales constituido al amparo de la
Ley 21/1992, de 16 de julio, de Industria, y del Reglamento
del Registro de establecimientos industriales de ámbito
estatal, aprobado por el Real Decreto 697/1995, de 28 de
abril.
BOE núm. 49 Sábado 26 febrero 2005 7113
Por otra parte, los aparatos que se pongan en el mercado
a partir del 13 de agosto de 2005 se marcarán para
identificar a su productor y para constatar que han sido
puestos en el mercado después de dicha fecha, y se etiquetarán,
además, con el símbolo recogido en el anexo V,
indicativo de la necesaria recogida selectiva y diferenciada
del resto de basuras urbanas, y según el estándar
europeo desarrollado a tal fin.
Por último, se establecen los requisitos técnicos tanto
de las instalaciones de recepción, incluso provisional,
como los de las instalaciones de tratamiento de residuos
de aparatos eléctricos o electrónicos y se determina la
información que los distintos agentes económicos deben
remitir a las comunidades autónomas y al Registro de
establecimientos industriales de ámbito estatal, así como
la que éstos deben enviar al Ministerio de Medio Ambiente
para su remisión a la Unión Europea.
En su virtud, a propuesta de los Ministros de Medio
Ambiente y de Industria, Turismo y Comercio, de acuerdo
con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo
de Ministros en su reunión del día 25 de febrero de 2005,
D I S P O N G O :
Artículo 1. Objeto y ámbito de aplicación.
Este real decreto tiene por objeto, mediante la transposición
de las Directivas 2002/95/CE del Parlamento
Europeo y del Consejo, de 27 de enero de 2003, sobre
restricciones a la utilización de determinadas sustancias
peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos, 2002/96/CE
del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de enero
de 2003, sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos,
y 2003/108/CE del Parlamento Europeo y del Consejo,
de 8 de diciembre de 2003, por la que se modifica la Directiva
2002/96/CE, establecer medidas para prevenir la
generación de residuos procedentes de aparatos eléctricos
y electrónicos y reducir su eliminación y la peligrosidad
de sus componentes, así como regular su gestión
para mejorar la protección del medio ambiente.
Asimismo, se pretende mejorar el comportamiento
ambiental de todos los agentes que intervienen en el ciclo
de vida de los aparatos eléctricos y electrónicos, por
ejemplo, los productores, distribuidores, usuarios y, en
particular, el de aquellos agentes directamente implicados
en la gestión de los residuos derivados de estos aparatos.
Este real decreto se aplica a todos los aparatos eléctricos
y electrónicos que figuran en las categorías indicadas
en el anexo I, y se excluyen los que formen parte de otro
tipo de aparato no incluido en su ámbito de aplicación y
los equipos destinados a fines específicamente militares,
necesarios para la seguridad nacional.
Artículo 2. Definiciones.
A los efectos de este real decreto, se entenderá por:
a) Aparatos eléctricos y electrónicos: aparatos que
necesitan para funcionar corriente eléctrica o campos electromagnéticos,
destinados a ser utilizados con una tensión
nominal no superior a 1.000 V en corriente alterna y 1.500 V
en corriente continua, y los aparatos necesarios para generar,
transmitir y medir tales corrientes y campos.
b) Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos:
aparatos eléctricos y electrónicos, sus materiales, componentes,
consumibles y subconjuntos que los componen,
procedentes tanto de hogares particulares como de usos
profesionales, a partir del momento en que pasan a ser
residuos.
Se entenderá por residuos de aparatos eléctricos y
electrónicos procedentes de hogares particulares los procedentes
de domicilios particulares y de fuentes comerciales,
industriales, institucionales y de otro tipo que, por
su naturaleza y cantidad, son similares a los procedentes
de hogares particulares. Estos residuos tendrán la consideración
de residuos urbanos, según la definición del
artículo 3.b) de la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos.
c) Productores de aparatos eléctricos y electrónicos:
las personas físicas o jurídicas que, con independencia de
la técnica de venta utilizada, incluidas la venta a distancia
o la electrónica, fabriquen y vendan aparatos eléctricos y
electrónicos con marcas propias, pongan en el mercado
con marcas propias los aparatos fabricados por terceros y
los que los importen de o exporten a terceros países. No
se considerará productor al distribuidor si la marca del
productor figura en el aparato, cuando el propietario de
esa marca esté registrado en el Registro de establecimientos
industriales de ámbito estatal a que se refiere la
disposición adicional primera.
No tendrá la condición de productor la persona física o
jurídica que exclusivamente financie operaciones de
puesta en el mercado, salvo que actúe como productor
según alguno de los casos previstos en el párrafo anterior.
d) Distribuidor o vendedor: cualquier persona que
suministre aparatos eléctricos y electrónicos, en condiciones
comerciales, a otra persona o entidad que sea usuario
final de dicho producto.
e) Tratamiento: cualquier actividad posterior a la
entrega de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos
a una instalación para su descontaminación, desmontaje,
trituración, valorización o preparación para su eliminación
y cualquier otra operación que se realice con fines
de valorización y/o eliminación de los residuos de aparatos
eléctricos y electrónicos.
f) Sustancia o preparado peligrosos: cualquier sustancia
o preparación que se identifica como «peligrosa»
en el Reglamento sobre notificación de sustancias nuevas
y clasificación, envasado y etiquetado de sustancias peligrosas,
aprobado por el Real Decreto 363/1995, de 10 de
marzo, o en el Reglamento sobre clasificación, envasado
y etiquetado de preparados peligrosos, aprobado por el
Real Decreto 255/2003, de 28 de febrero.
Artículo 3. Medidas de prevención.
Los productores de aparatos eléctricos y electrónicos,
de sus materiales y de sus componentes deberán:
a) Diseñar todos los aparatos y las bombillas y
luminarias de hogares particulares, de forma que no contengan
plomo, mercurio, cadmio, cromo hexavalente,
polibromobifenilos o polibromodifeniléteres, salvo las
excepciones y con las condiciones que se establecen en el
anexo II. Esta medida no afectará a los aparatos incluidos
en las categorías 8 y 9 del anexo I.
Asimismo, y con las excepciones que se establecen en
el citado anexo II, en la reparación o reutilización de aparatos
eléctricos y electrónicos no se podrán emplear piezas
y componentes fabricados con las sustancias establecidas
en el párrafo anterior.
b) Diseñar y producir los aparatos de forma que se
facilite su desmontaje, reparación y, en particular, su
reutilización y reciclaje. A tal efecto, no se adoptarán
características específicas de diseño o procesos de fabricación
de dichos aparatos que impidan su reutilización,
salvo que dichas características presenten grandes ventajas
para el medio ambiente o la seguridad del aparato.
c) Proporcionar a los gestores de residuos de aparatos
eléctricos y electrónicos, en la medida en que éstos lo
soliciten, la oportuna información para el desmontaje que
permita la identificación de los distintos componentes y
materiales susceptibles de reutilización y reciclado, así
como la localización de las sustancias y preparados peligrosos
y la forma de alcanzar en cada aparato los corres7114
Sábado 26 febrero 2005 BOE núm. 49
pondientes objetivos de reutilización, reciclado y valorización
exigidos en el artículo 9. Dicha información se
facilitará, en el soporte que en cada caso se estime conveniente,
en el plazo máximo de un año a partir de la puesta
en el mercado de cada tipo de aparato.
d) Informar a los usuarios sobre los criterios para
una correcta gestión ambiental de los residuos de aparatos
eléctricos y electrónicos procedentes de hogares particulares,
los sistemas de devolución y su gratuidad y su
recogida selectiva. También se informará sobre el significado
del símbolo del anexo V en las instrucciones de uso,
garantía o documentación que acompañen al aparato, así
como los posibles efectos sobre el medio ambiente o la
salud humana de las sustancias peligrosas que pueda
contener.
Artículo 4. Entrega de residuos de aparatos eléctricos y
electrónicos.
1. Los usuarios de aparatos eléctricos y electrónicos
utilizados en sus hogares deberán entregarlos, cuando se
deshagan de ellos, para que sean gestionados correctamente.
La entrega será, al menos, sin coste para el último
poseedor.
2. A tal fin, cuando el usuario adquiera un nuevo
producto, que sea de tipo equivalente o realice las mismas
funciones que el aparato que se desecha, podrá
entregarlo en el acto de la compra al distribuidor, que
deberá recepcionarlo temporalmente, siempre que contenga
los componentes esenciales y no incluya otros residuos
no pertenecientes al aparato. A tal fin, los productores
y distribuidores podrán pactar la forma y condiciones
en que tal recepción temporal se llevará a cabo, así como
la recogida que se realice según el apartado 7.
3. Las entidades locales de más de 5.000 habitantes
deberán asegurar a través de sus sistemas municipales,
en el marco de sus competencias en materia de gestión
de residuos urbanos, la recogida selectiva de los residuos
de aparatos eléctricos y electrónicos procedentes de los
hogares. En los municipios de 5.000 habitantes o menos,
o sus agrupaciones, se llevará a cabo en los términos que
establezca la normativa de su respectiva comunidad autónoma.
En todo caso, dispondrán de un número suficiente
de instalaciones distribuidas de acuerdo con criterios,
entre otros, de accesibilidad, disponibilidad y densidad de
población.
4. Los productores establecerán sistemas para la
recogida selectiva de los residuos de aparatos eléctricos y
electrónicos que no procedan de los hogares particulares
y para que sean transportados a los centros de tratamiento
autorizados. El productor será responsable de la
gestión de sus residuos.
5. Mediante acuerdos voluntarios, las entidades
locales o sus agrupaciones podrán recepcionar los residuos
de aparatos eléctricos y electrónicos no procedentes
de hogares particulares, sin coste para ellas. La recepción
se realizará de manera diferenciada al resto de residuos
urbanos y en la forma que establezcan las correspondientes
ordenanzas municipales.
6. Cuando la recogida de los residuos prevista en los
apartados 2, 3 y 4 implique riesgo sanitario o de seguridad
para la salud de las personas, por estar contaminados,
podrá rechazarse su devolución. En estos casos el
último poseedor de los residuos será el responsable de
que se gestionen correctamente y se les aplicará la normativa
que corresponda.
7. Los productores, desde los distribuidores o desde
las instalaciones municipales, tendrán la obligación de
recoger con la periodicidad necesaria y trasladar los residuos
de sus productos a instalaciones autorizadas para
que sean tratados. En estas instalaciones se llevarán a
cabo los muestreos y triages que permitan caracterizar y
clasificar los residuos, y se aplicará a cada fracción resultante
la legislación específica que le corresponda.
Podrán llevar a cabo dicha gestión de forma individual,
garantizando que se cumplen los objetivos de gestión
establecidos en este real decreto o participando en
un sistema integrado de gestión.
Artículo 5. Tratamiento de residuos de aparatos eléctricos
y electrónicos.
1. Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos
que contengan materiales o elementos peligrosos serán
descontaminados. La descontaminación incluirá, como
mínimo, la retirada selectiva de los fluidos, componentes,
materiales, sustancias y preparados, de conformidad con
lo establecido en el anexo III.
2. Las operaciones de tratamiento tendrán como
prioridad, por este orden, la reutilización, el reciclado, la
valorización energética y la eliminación. A las operaciones
de valorización les será de aplicación el régimen jurídico
establecido en la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos,
atendiendo a las características de las operaciones
y a la peligrosidad de los componentes que constituyan el
objeto de la gestión.
3. Todas las operaciones de tratamiento se realizarán
aplicando mejores técnicas disponibles. En particular, las
operaciones de traslado de residuos de aparatos eléctricos
y electrónicos se realizarán de tal modo que se pueda
lograr la mejor descontaminación, reutilización y el reciclado
de los aparatos enteros o sus componentes.
4. Las comunidades autónomas y las entidades locales
promoverán la adopción de sistemas certificados de
gestión ambiental, internacionalmente aceptados, para
las actividades de gestión ambiental de tratamiento de
residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.
5. La entrada o salida del territorio nacional de residuos
de aparatos eléctricos y electrónicos para su tratamiento
se ajustará a las normas sobre traslado de residuos
establecidas en la Ley 10/1998, de 21 de abril, de
Residuos, y en el Reglamento (CEE) n.º 259/93 del Consejo,
de 1 de febrero de 1993, relativo a la vigilancia y al
control de los traslados de residuos en el interior, a la
entrada y a la salida de la Comunidad Europea.
Artículo 6. Requisitos técnicos de las instalaciones de
recogida y tratamiento de residuos de aparatos eléctricos
y electrónicos.
1. Las instalaciones en las que se recojan residuos
eléctricos y electrónicos, incluso temporalmente, excluidos
los establecimientos de los distribuidores, y en las
que se realicen operaciones de tratamiento de estos residuos
deberán cumplir, como mínimo, los requisitos técnicos
recogidos en el anexo IV.
Además, tanto las instalaciones de tratamiento como
los espacios de almacenamiento temporal previstos en
los municipios, en los casos en que lo exija la legislación
autonómica que les sea de aplicación, deberán estar autorizadas
por el órgano competente de las comunidades
autónomas donde se encuentren emplazadas.
2. Las instalaciones de tratamiento llevarán un registro
de su actividad, cuyo contenido se ajustará a lo prevenido
en el artículo 13.3 de la Ley 10/1998, de 21 de abril, de
Residuos.
Artículo 7. Obligaciones de los productores de aparatos
eléctricos o electrónicos.
1. Cada productor deberá adoptar las medidas necesarias
para que los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos
por él puestos en el mercado sean recogidos de
BOE núm. 49 Sábado 26 febrero 2005 7115
forma selectiva y tengan una correcta gestión ambiental,
salvo que se reutilicen como aparatos enteros. A tal fin,
los productores establecerán sistemas para recoger y
gestionar el tratamiento de los residuos procedentes de
sus aparatos, según lo previsto en los artículos 4, 5 y 6, y
financiarán los costes inherentes a dicha gestión. Estos
costes no serán mostrados a los consumidores de manera
separada en el momento de la venta.
Los productores cumplirán las obligaciones establecidas
en el párrafo anterior bien de forma individual, según
lo previsto en la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos,
bien a través de uno o varios sistemas integrados de gestión
en la forma establecida en el artículo 8 de este real
decreto.
2. A los efectos de la financiación de la recogida
selectiva de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos
procedentes de los hogares, y en virtud del artículo
7 de la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos, los
productores que gestionen individualmente sus residuos
y los sistemas integrados de gestión que puedan constituirse
al amparo del artículo 8 de este real decreto deberán
sufragar el coste de dicha recogida selectiva desde los
puntos de entrega. Para ello podrán suscribir un convenio
marco con las comunidades autónomas, al que podrán
adherirse voluntariamente los entes locales, de forma que
facilite a éstos la percepción de los costes adicionales
efectivamente soportados por la recogida selectiva de
este tipo de residuos.
En la negociación del convenio marco, las comunidades
autónomas garantizarán la participación de los entes
locales, los cuales aportarán, a estos efectos, las pruebas
documentales que sean precisas para el cálculo de
los costes adicionales que tengan efectivamente que
soportar.
De igual manera, los productores de aparatos eléctricos
y electrónicos podrán suscribir convenios directamente
con las entidades locales, con este mismo fin.
3. Los productores de aparatos eléctricos y electrónicos
declararán a la comunidad autónoma donde se
encuentre ubicada su sede social y al Registro de establecimientos
industriales de ámbito estatal la condición de
productor y el procedimiento elegido para el cumplimiento
de las obligaciones establecidas en este artículo.
4. Los productores que no participen en un sistema
integrado de gestión de los residuos de aparatos eléctricos
y electrónicos y establezcan un sistema individual de
gestión específico para sus productos presentarán ante el
órgano competente de la comunidad autónoma donde
hubieran declarado su condición de productor la documentación
acreditativa de la creación de dicho sistema
individual de gestión, con el contenido mínimo que se
recoge en el anexo VI. Éste deberá garantizar:
a) Que con ello no se dificultará la devolución de los
residuos de aparatos eléctricos y electrónicos al usuario
final.
b) Que la gestión seguirá siendo gratuita para el
usuario final que entregue residuos de origen doméstico.
c) Que se asegura el cumplimiento de las obligaciones
establecidas en este real decreto.
d) Que se pueden lograr los objetivos señalados en
el artículo 9.
Las comunidades autónomas comunicarán al Registro
de establecimientos industriales de ámbito estatal las
autorizaciones de los sistemas individuales en su territorio.
5. Aquellos productores que se acojan a un sistema
individual de gestión deberán garantizar la financiación
de la gestión de todos los residuos de aparatos eléctricos
y electrónicos puestos por él en el mercado. La garantía
podrá consistir en un seguro de reciclado o en una cuenta
bancaria bloqueada.
Artículo 8. Sistemas integrados de gestión de los residuos
de aparatos eléctricos y electrónicos.
1. Los productores de aparatos eléctricos y electrónicos
podrán cumplir las obligaciones establecidas en el
apartado 1 del artículo anterior participando, en colaboración
con otros agentes económicos, en uno o varios sistemas
integrados de gestión.
2. Los sistemas integrados de gestión deberán ser
autorizados por las comunidades autónomas en las que
se implanten territorialmente y se dará publicidad a su
autorización en el correspondiente diario oficial.
3. Las solicitudes de autorización de los sistemas
integrados de gestión contendrán, al menos, las siguientes
determinaciones:
a) Los productores adheridos al sistema integrado
de gestión.
b) El ámbito de aplicación territorial del sistema integrado
de gestión.
c) La identificación y el domicilio de la entidad, con
personalidad jurídica propia y sin ánimo de lucro, a la que
se atribuirá la gestión del sistema.
d) La identificación de los puntos de recogida y de
los gestores que realizarán la gestión de los residuos de
aparatos eléctricos o electrónicos.
e) La cantidad que se prevé recoger y porcentajes
previstos de reutilización, reciclado y valorización con sus
correspondientes plazos y mecanismos de seguimiento,
control de funcionamiento y verificación del grado de
cumplimiento. Dichos porcentajes en ningún caso serán
inferiores a los que se fijan en el artículo 9.
f) Los mecanismos de financiación y garantías que
se establecen.
g) Los procedimientos para el suministro de información
a las Administraciones públicas.
h) La fecha de aprobación de su actividad como sistema
integrado de gestión o gestor de aparatos eléctricos
y electrónicos por la comunidad autónoma en la que se
encuentran ubicadas su sede social o las instalaciones de
valorización.
4. Las autorizaciones de los sistemas integrados de
gestión se concederán por cinco años renovables sucesivamente
por períodos iguales.
Artículo 9. Objetivos de recogida, valorización, reutilización
y reciclado.
1. Antes del 31 de diciembre de 2006 se deberán
cumplir, como mínimo, los siguientes objetivos de recogida,
de reutilización y reciclado y de valorización:
a) Se recogerán selectivamente cuatro kilogramos,
de media, por habitante y año de residuos de aparatos
eléctricos y electrónicos procedentes de hogares particulares.
b) De los grandes electrodomésticos y máquinas
expendedoras se valorizará, por categoría, el 80 por
ciento del peso de cada tipo de aparato. De los componentes,
materiales y sustancias se reutilizará y reciclará,
por categoría, el 75 por ciento del peso de cada tipo de
aparato.
c) De los equipos informáticos y de telecomunicaciones
y de electrónica de consumo se valorizará, por categoría,
el 75 por ciento del peso de cada tipo de aparato.
De los componentes, materiales y sustancias se reutilizará
y reciclará, por categoría, el 65 por ciento del peso de
cada tipo de aparato.
d) De los pequeños electrodomésticos, aparatos
de alumbrado, herramientas eléctricas y electrónicas
(excepto las herramientas industriales fijas de gran envergadura),
juguetes o equipos deportivos y de tiempo libre
y los instrumentos de vigilancia y control se valorizará,
7116 Sábado 26 febrero 2005 BOE núm. 49
por categoría, el 70 por ciento del peso de cada tipo de
aparato. De los componentes, materiales y sustancias se
reutilizará y reciclará, por categoría, el 50 por ciento del
peso de cada tipo de aparato.
e) El porcentaje de reutilización y reciclado de componentes,
materiales y sustancias de lámparas de descarga
de gas deberá alcanzar el 80 por ciento del peso de
las lámparas.
2. Para el cómputo de dichos objetivos se tendrán en
cuenta los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos
enviados a tratamiento a otros Estados de la Unión Europea
o a terceros países, siempre que se acredite que las
operaciones de valorización, reutilización, reciclado o eliminación
se realizan de acuerdo con la normativa comunitaria
en materia de medio ambiente, seguridad e higiene
laboral y con lo establecido en este real decreto para las
operaciones de tratamiento.
Los aparatos reutilizados enteros no contabilizarán en
el cálculo de los objetivos de valorización fijados en el
apartado 1.b), c), d) y e), hasta el mes de diciembre
de 2008.
Artículo 10. Marcado de aparatos eléctricos o electrónicos.
Todos los aparatos deberán marcarse para identificar
al productor y para dejar constancia de que han sido
puestos en el mercado después del 13 de agosto de 2005,
según el estándar europeo desarrollado a este fin. Además,
los destinados a los hogares se marcarán mediante
el símbolo contenido en el anexo V. Excepcionalmente, si
el aparato no puede etiquetarse por su dimensión o por la
función que debe desarrollar, el símbolo se estampará en
el envase, en las instrucciones de uso y en la garantía del
aparato.
Artículo 11. Información a las comunidades autónomas.
1. Los productores que no participen en un sistema
integrado de gestión remitirán anualmente al órgano
competente de la comunidad autónoma donde radique su
sede social los siguientes datos, certificados por un auditor
externo, expresados en kilogramos o, si esto no fuera
posible, en número de aparatos:
a) Los aparatos eléctricos y electrónicos, por tipo de
aparato puesto en el mercado, en el ámbito nacional en el
año precedente.
b) Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos
recogidos a los distribuidores o a entidades locales.
c) Los residuos gestionados directamente, así como
los entregados a gestores autorizados para su tratamiento.
d) El cumplimiento de los objetivos.
2. Los sistemas integrados de gestión de aparatos
eléctricos y electrónicos, en los tres primeros meses de
cada año, remitirán al órgano competente de la comunidad
autónoma autorizante un informe certificado por un
auditor externo, referido a su actividad en el año anterior,
en el que, como mínimo, se relacionen:
a) Las cantidades de cada tipo de aparato puestas en
el mercado en el nivel nacional.
b) Las cantidades finales de residuos gestionados,
por categorías de productos y materiales, en cada comunidad
autónoma.
3. Las empresas que realicen operaciones de tratamiento,
especificadas en el artículo 5.1 facilitarán anualmente
los datos registrados al órgano competente de la
respectiva comunidad autónoma. Los demás agentes
económicos que realicen operaciones de gestión remitirán
al órgano autonómico competente la información
sobre las cantidades de residuos de aparatos eléctricos y
electrónicos por ellos gestionados en esa comunidad
autónoma, así como los enviados a otras comunidades
autónomas.
4. Los datos correspondientes a los residuos tratados
según el artículo 9.2 se remitirán por el centro de tratamiento
al órgano competente de la comunidad autónoma
desde la que se ha realizado el envío de los
residuos.
Artículo 12. Información al Ministerio de Medio
Ambiente.
Para cumplir las obligaciones de suministrar información
a la Comisión Europea, y para actualizar el Inventario
nacional de residuos, las comunidades autónomas remitirán,
dentro de los seis primeros meses de cada año, a la
Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del
Ministerio de Medio Ambiente un informe resumen, referido
al año anterior, en el que figuren, expresados en
kilogramos o, si no es posible, en número de aparatos, los
residuos de aparatos eléctricos y electrónicos recogidos,
así como los porcentajes de reutilización, reciclado y valorización
alcanzados en esa comunidad autónoma.
Tal información podrá proporcionarse directamente o a
través de las entidades gestoras, cuando se trate de acuerdos
voluntarios y sistemas integrados de gestión, y se hará
siguiendo el estándar europeo desarrollado a tal fin.
Artículo 13. Régimen sancionador.
Las infracciones cometidas contra lo dispuesto en
este real decreto estarán sometidas al régimen sancionador
regulado en la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos,
y en la Ley 21/1992, de 16 de julio, de Industria.
Disposición adicional primera. Inscripción en el Registro
de establecimientos industriales de ámbito estatal.
1. Todos los productores de aparatos eléctricos y
electrónicos deberán inscribirse o estar inscritos en el
Registro de establecimientos industriales de ámbito estatal
constituido al amparo de la Ley 21/1992, de 16 de julio,
de Industria, y del Reglamento del Registro de establecimientos
industriales de ámbito estatal, aprobado por el
Real Decreto 697/1995, de 28 de abril.
2. En el Registro de establecimientos industriales de
ámbito estatal se creará una sección especial para los
productores de aparatos eléctricos y electrónicos, a la que
tendrán que remitir la siguiente información:
a) La identificación del productor.
b) La comunicación del productor, con indicación de
la comunidad autónoma y de la fecha de la comunicación
a ésta como productor.
c) El procedimiento para cumplir con las obligaciones
de gestión de los residuos de sus aparatos:
1.º Si es sistema colectivo, la identificación de los
sistemas integrados de gestión.
2.º Si es sistema individual, la indicación, como
mínimo, del tipo y cuantía de la garantía.
En ambos casos se acompañará la documentación
acreditativa correspondiente.
d) Los aparatos puestos en el mercado:
1.º Categoría.
2.º Tipo de aparatos.
3.º Origen:
Fabricados y puestos en el mercado por la misma
empresa.
Fabricados por otra empresa en España.
BOE núm. 49 Sábado 26 febrero 2005 7117
Importados.
Exportados.
Adquiridos en un país de la UE.
4.º Cantidades. Peso en toneladas y, si no es posible,
en unidades.
5.º Usos:
Hogares.
No hogares.
Ambos usos.
3. Cada tres meses, el citado registro comunicará a
cada productor la cuota de mercado que le corresponde,
por tipo de aparato, a los efectos del reparto de las cargas
económicas que conlleva la gestión de sus residuos. El
cálculo de la cuota se basará en los datos aportados por
cada productor en el trimestre anterior. A esta información
le será de aplicación el segundo párrafo del artículo
14.1 del Reglamento del Registro de establecimientos
industriales de ámbito estatal, aprobado por el Real
Decreto 697/1995, de 25 de abril, sin perjuicio de lo establecido
en el apartado siguiente.
4. El registro remitirá en los tres primeros meses de
cada año a la Dirección General de Calidad y Evaluación
Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente un informe
resumen en el que figuren las cantidades de cada tipo de
aparatos puestos en el mercado en el ámbito nacional por
cada productor, en el año anterior:
a) Fabricados y vendidos con marca propia.
b) Vendidos, con marca propia, fabricados por terceros.
c) Importados.
d) Exportados.
Disposición adicional segunda. Financiación de la gestión
de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos
puestos en el mercado antes del 13 de agosto
de 2005 y de aparatos que no procedan de hogares
particulares.
1. Los costes de gestión de residuos de aparatos
eléctricos y electrónicos puestos en el mercado antes
del 13 de agosto de 2005 se financiarán:
a) Si los residuos proceden de hogares particulares y
son recogidos en las instalaciones establecidas de conformidad
con los apartados 2 y 3 del artículo 4, de forma
colectiva por todos los productores existentes en el mercado
en ese momento, en proporción a su cuota de mercado
por tipo de aparato.
b) Si los residuos no proceden de hogares particulares
y los aparatos se sustituyen por otros nuevos equivalentes
o que desempeñen las mismas funciones, el coste
de la gestión correrá a cargo de los productores de esos
aparatos cuando los suministren. Si el usuario únicamente
entrega el aparato usado para que sea gestionado,
el coste de la gestión será a su cargo.
2. Los productores y usuarios de aparatos que no
procedan de hogares particulares podrán estipular
mediante acuerdo otra financiación de la gestión de los
residuos distinta de la prevista en el apartado anterior y
en el artículo 7.1.
En este caso, cuando el usuario profesional asuma la
gestión del residuo, deberá cumplir con las obligaciones
de garantizar la valorización, el reciclaje y el suministro de
la información establecidos en este real decreto.
Disposición adicional tercera. Prevención de riesgos
laborales.
En materia de protección de la salud y seguridad de los
trabajadores, se estará a lo dispuesto en la Ley 31/1995,
de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales,
y su normativa de desarrollo y, específicamente, en el
Real Decreto 374/2001, de 6 de abril, sobre la protección
de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos
relacionados con los agentes químicos durante el
trabajo, y en el Real Decreto 665/1997, de 12 de mayo,
sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos
relacionados con la exposición a agentes cancerígenos
durante el trabajo.
Disposición transitoria única. Información sobre la
repercusión en el precio del producto de los costes de
la gestión de residuos históricos.
En los aparatos puestos en el mercado a partir de la
entrada en vigor de este real decreto, los productores
deberán informar a los usuarios sobre la repercusión en
su precio final de los costes de gestión de los aparatos
existentes en el mercado antes del 13 de agosto de 2005,
cuando devengan residuos. Dicha información deberá
especificarse en la factura. Dicha obligación podrá mantenerse
hasta el 13 de febrero del año 2011, salvo para los
aparatos incluidos en la categoría 1 del anexo I, respecto
de los cuales podrá prorrogarse hasta el 13 de febrero del
año 2013.
Disposición final primera. Títulos competenciales.
Este real decreto tiene naturaleza de legislación básica
de acuerdo con lo establecido en el artículo 149.1.13.ª
y 23.ª de la Constitución.
Disposición final segunda. Desarrollo, aplicación y
adaptación del real decreto.
1. Por los Ministros de Industria, Turismo y Comercio
y de Medio Ambiente se dictarán conjunta o separadamente,
según las materias de que se trate, y en el ámbito
de sus respectivas competencias, las disposiciones que
exija el desarrollo y aplicación de este real decreto.
2. Se faculta a los Ministros de Industria, Turismo y
Comercio y de Medio Ambiente para, en los mismos términos
del apartado anterior, introducir en este real
decreto y, en particular, en sus anexos, cuantas modificaciones
de carácter técnico fuesen precisas para mantenerlo
adaptado a las innovaciones técnicas que se produzcan
y especialmente a lo dispuesto en la normativa
comunitaria.
Disposición final tercera. Entrada en vigor.
1. Este real decreto entrará en vigor el día siguiente
al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».
2. No obstante lo anterior:
a) La prohibición de utilizar sustancias peligrosas en
los aparatos eléctricos y electrónicos y de utilizar piezas y
componentes con las mencionadas sustancias en la reparación,
ampliación y reutilización de dichos aparatos,
recogida en el apartado 1 del artículo 3, sólo será exigible
a los aparatos puestos en el mercado a partir del 1 de julio
de 2006.
b) La obligación de suministrar a los gestores de
residuos de aparatos eléctricos y electrónicos información
de desmontaje, recogida en el apartado 3 del artículo
3, será exigible desde el 13 de agosto de 2005.
c) La obligación de marcado establecida en el artículo
10 será exigible a los aparatos puestos en el mercado
a partir del 13 de agosto de 2005.
d) La obligación de los productores de establecer
sistemas de gestión de los residuos de sus propios apara7118
Sábado 26 febrero 2005 BOE núm. 49
tos y de su financiación, recogida en el artículo 7.1, será
exigible a partir del 13 de agosto de 2005.
Dado en Madrid, el 25 de febrero de 2005.
JUAN CARLOS R.
La Vicepresidenta Primera del Gobierno
y Ministra de la Presidencia,
MARÍA TERESA FERNÁNDEZ DE LA VEGA SANZ
ANEXO I
Categorías de aparatos eléctricos o electrónicos
incluidos en el ámbito de aplicación de este real decreto.
Lista indicativa de productos, según las categorías
Categorías
1. Grandes electrodomésticos.
2. Pequeños electrodomésticos.
3. Equipos de informática y telecomunicaciones.
4. Aparatos electrónicos de consumo.
5. Aparatos de alumbrado.
6. Herramientas eléctricas o electrónicas (excepto
las herramientas industriales fijas permanentemente, de
gran envergadura e instaladas por profesionales).
7. Juguetes y equipos deportivos o de tiempo libre.
8. Aparatos médicos (excepto todos los productos
implantados e infectados).
9. Instrumentos de vigilancia o control.
10. Máquinas expendedoras.
Lista indicativa de productos comprendidos en las citadas
categorías
1. Grandes electrodomésticos:
Grandes equipos refrigeradores.
Frigoríficos.
Congeladores.
Otros grandes aparatos utilizados para la refrigeración,
conservación y almacenamiento de alimentos.
Lavadoras.
Secadoras.
Lavavajillas.
Cocinas.
Estufas eléctricas.
Placas de calor eléctricas.
Hornos de microondas.
Otros grandes aparatos utilizados para cocinar y en
otros procesos de transformación de alimentos.
Aparatos de calefacción eléctricos.
Radiadores eléctricos.
Otros grandes aparatos utilizados para calentar habitaciones,
camas, muebles para sentarse.
Ventiladores eléctricos.
Aparatos de aire acondicionado.
Otros aparatos de aireación, ventilación aspirante y
aire acondicionado.
2. Pequeños electrodomésticos:
Aspiradoras.
Limpiamoquetas.
Otros aparatos y difusores de limpieza y mantenimiento.
Aparatos utilizados para coser, hacer punto, tejer y
para otros procesos de tratamiento de textiles.
Planchas y otros aparatos utilizados para planchar y
para dar otro tipo de cuidados a la ropa.
Tostadoras.
Freidoras.
Molinillos, cafeteras y aparatos para abrir o precintar
envases o paquetes.
Cuchillos eléctricos.
Aparatos para cortar el pelo, para secar el pelo, para
cepillarse los dientes, máquinas de afeitar, aparatos de
masaje y otros cuidados corporales.
Relojes, relojes de pulsera y aparatos destinados a
medir, indicar o registrar el tiempo.
Balanzas.
3. Equipos de informática y telecomunicaciones:
a) Proceso de datos centralizado:
Grandes ordenadores.
Miniordenadores.
Unidades de impresión.
b) Sistemas informáticos personales:
Ordenadores personales (incluyendo unidad central,
ratón, pantalla y teclado).
Ordenadores portátiles (incluyendo unidad central,
ratón, pantalla y teclado).
Ordenadores portátiles tipo «notebook».
Ordenadores portátiles tipo «notepad».
Impresoras.
Copiadoras.
Máquinas de escribir eléctricas o electrónicas.
Calculadoras de mesa o de bolsillo.
Otros productos y aparatos para la recogida, almacenamiento,
procesamiento, presentación o comunicación
de información de manera electrónica.
Sistemas y terminales de usuario.
Terminales de fax.
Terminales de télex.
Teléfonos.
Teléfonos de pago.
Teléfonos inalámbricos.
Teléfonos celulares.
Contestadores automáticos.
Otros productos o aparatos de transmisión de sonido,
imágenes u otra información por telecomunicación.
4. Aparatos electrónicos de consumo:
Radios.
Televisores.
Videocámaras.
Vídeos.
Cadenas de alta fidelidad.
Amplificadores de sonido.
Instrumentos musicales.
Otros productos o aparatos utilizados para registrar o
reproducir sonido o imágenes, incluidas las señales y tecnologías
de distribución del sonido e imagen distintas de
la telecomunicación.
5. Aparatos de alumbrado:
Luminarias para lámparas fluorescentes, excluidas las
luminarias de hogares particulares.
Lámparas fluorescentes rectas.
Lámparas fluorescentes compactas.
Lámparas de descarga de alta intensidad, incluidas las
lámparas de sodio de presión y las lámparas de haluros
metálicos.
Lámparas de sodio de baja presión.
Otros aparatos de alumbrado utilizados para difundir
o controlar luz, excluidas las bombillas de filamentos.
6. Herramientas eléctricas y electrónicas (excepto
las herramientas industriales fijas permanentemente de
gran envergadura, instaladas por profesionales):
Taladradoras.
Sierras.
Máquinas de coser.
Herramientas para tornear, molturar, enarenar, pulir,
aserrar, cortar, cizallar, taladrar, perforar, punzar, plegar,
BOE núm. 49 Sábado 26 febrero 2005 7119
encorvar o trabajar la madera, el metal u otros materiales
de manera similar.
Herramientas para remachar, clavar o atornillar o para
sacar remaches, clavos, tornillos o para aplicaciones similares.
Herramientas para soldar (con o sin aleación) o para
aplicaciones similares.
Herramientas para rociar, esparcir, propagar o aplicar
otros tratamientos con sustancias líquidas o gaseosas por
otros medios.
Herramientas para cortar césped o para otras labores
de jardinería.
Otras herramientas.
7. Juguetes o equipos deportivos y de tiempo libre:
Trenes eléctricos o coches en pista eléctrica.
Consolas portátiles.
Videojuegos.
Ordenadores para realizar ciclismo, submarinismo,
correr, remar, etc.
Material deportivo con componentes eléctricos o electrónicos.
Máquinas tragaperras.
Otros juguetes o equipos deportivos y de tiempo
libre.
8. Aparatos médicos (excepto todos los productos
implantados e infectados):
Aparatos de radioterapia.
Cardiología.
Diálisis.
Ventiladores pulmonares.
Medicina nuclear.
Aparatos de laboratorio para diagnóstico in vitro.
Analizadores.
Congeladores.
Pruebas de fertilización.
Otros aparatos para detectar, prevenir, supervisar, tratar
o aliviar enfermedades, lesiones o discapacidades.
9. Instrumentos de vigilancia y control:
Detector de humos.
Reguladores de calefacción.
Termostatos.
Aparatos de medición, pesaje o reglaje para el hogar
o como material de laboratorio.
Otros instrumentos de vigilancia y control utilizados
en instalaciones industriales (por ejemplo, en paneles de
control).
10. Máquinas expendedoras:
Máquinas expendedoras de bebidas calientes.
Máquinas expendedoras de botellas o latas, frías o
calientes.
Máquinas expendedoras de productos sólidos.
Máquinas expendedoras de dinero.
Todos los aparatos para suministro automático de
toda clase de productos.
ANEXO II
Excepciones a las prohibiciones de utilizar plomo,
mercurio, cadmio y cromo hexavalente en los materiales
y componentes de los aparatos eléctricos y
electrónicos
a) Mercurio:
En lámparas fluorescentes compactas, si no sobrepasan
los 5 mg por unidad.
En lámparas fluorescentes rectas para usos generales,
si no sobrepasan:
Halofosfato: 10 mg.
Trifosfato con vida normal: 5 mg.
Trifosfato con vida larga: 8 mg.
En lámparas fluorescentes rectas para usos especiales.
En lámparas no mencionadas específicamente en el
presente Anexo
Otras aplicaciones que no excedan los valores máximos
tolerables de concentración que se establezcan.
b) Plomo:
En el vidrio de los tubos catódicos, componentes electrónicos
y tubos fluorescentes.
Como elemento de aleación en acero hasta el 3,5 por
ciento en peso, en aluminio que contenga 0,4 por ciento
en peso y en las aleaciones de cobre que contengan hasta
el 4 por ciento en peso
En soldaduras del tipo de alta fusión (es decir, soldaduras
de aleación estaño-plomo que contengan más
de 85 por ciento de plomo).
En soldaduras para servidores, sistemas y redes de
almacenamiento (excepción concedida hasta el 2010).
En soldaduras de equipos de infraestructura de redes
de conmutación señalización, transmisión, así como
redes de telecomunicación.
En componentes cerámicos para aplicaciones electrónicas
(por ejemplo, dispositivos piezoelectrónicos).
Otras aplicaciones que no excedan los valores máximos
tolerables de concentración que se establezcan.
c) Cadmiados y componentes que no excedan los
valores máximos tolerables de concentración que se establezcan,
a excepción de lo establecido en el Real Decreto
1406/1989, de 10 de noviembre, por el que se imponen
limitaciones a la comercialización y al uso de ciertas sustancias
y preparados peligrosos, en cumplimiento de las
obligaciones impuestas a los Estados miembros por la
Directiva 76/769/CEE, sucesivamente modificada.
d) Cromo hexavalente:
Protección anticorrosiva para los sistemas de refrigeración
de acero al carbono que se utiliza en los frigoríficos
de absorción.
Otras aplicaciones que no excedan los valores máximos
tolerables de concentración que se establezcan.
ANEXO III
Tratamiento selectivo de materiales y componentes
de aparatos eléctricos o electrónicos
1. Como mínimo, deberán extraerse los siguientes
componentes, sustancias y preparados de todos los aparatos
eléctricos o electrónicos recogidos por medios
selectivos:
Condensadores que contengan policlorobifenilos
(PCB), de conformidad con el Real Decreto 1378/1999,
de 27 de agosto, por el que se establecen medidas para la
eliminación y gestión de los policlorobifenilos, policloroterfenilos
y aparatos que los contengan.
Componentes que contengan mercurio, por ejemplo,
interruptores o bombillas con iluminación de fondo de
cristal líquido.
Pilas y acumuladores.
Tarjetas de circuitos impresos para teléfonos celulares,
en general, y otros dispositivos si la superficie de la
tarjeta de circuitos impresos tiene más de 10 centímetros
cuadrados.
Cartuchos de tóner, de líquido y pasta, así como tóner
de color.
Plásticos que contengan materiales pirorretardantes
bromados.
Residuos de amianto y componentes que contengan
amianto.
Tubos de rayos catódicos.
7120 Sábado 26 febrero 2005 BOE núm. 49
Clorofluorocarburos (CFC), hidroclorofluorocarburos
(HCFC), hidrofluorocarburos (HFC) o hidrocarburos
(HC).
Lámparas de descarga de gas.
Pantallas de cristal líquido (junto con su carcasa si
procede) de más de 100 centímetros cuadrados de superficie
y todas las provistas de lámparas de descarga de gas
como iluminación de fondo.
Cables eléctricos exteriores.
Componentes que contengan fibras cerámicas refractarias
según la descripción de la Orden de 11 de septiembre
de 1998, por el que se modifican partes de los anexos
I y VI del Reglamento sobre notificación de sustancias
nuevas y clasificación, envasado y etiquetado de sustancias
peligrosas, aprobado por el Real Decreto 363/1995,
de 10 de marzo.
Componentes que contengan sustancias radiactivas,
excepto los componentes que se encuentran por debajo
de los umbrales de exención establecidos en el Reglamento
sobre instalaciones nucleares y radiactivas, aprobado
por el Real Decreto 1836/1999, de 3 de diciembre.
Condensadores electrolíticos que contengan substancias
peligrosas de acuerdo con lo establecido en la Orden
MAM/304/2002, de 8 de febrero (altura > 25 mm, diámetro
> 25 mm o volumen de proporciones similares).
Estos componentes, sustancias y preparados se eliminarán
o se valorizarán de conformidad con lo estipulado
en la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos.
2. Los siguientes componentes de aparatos eléctricos
o electrónicos recogidos por medios selectivos deberán
someterse al tratamiento indicado.
Tubos de rayos catódicos: deberá extraerse y tratarse
adecuadamente el revestimiento fluorescente.
Aparatos que contengan gases que agotan la capa de
ozono o tienen un potencial de calentamiento global
superior a 15, como, por ejemplo, los contenidos en espumas
o en circuitos de refrigeración: estos gases se extraerán
y se tratarán adecuadamente. Los gases que agotan la
capa de ozono se tratarán de conformidad con lo dispuesto
en el Reglamento (CE) n.º 2037/2000 del Parlamento
Europeo y del Consejo, de 29 de junio de 2000,
sobre las sustancias que agotan la capa de ozono.
Lámparas de descarga de gas: se extraerá y eliminará
el mercurio.
3. Desde el punto de vista ambiental y teniendo en
cuenta la conveniencia de reutilizar o reciclar componentes
o el aparato completo, los apartados 1 y 2 se aplicarán
de tal modo que no se dificulte su reutilización y reciclado
correctos.
ANEXO IV
Requisitos técnicos de las instalaciones
1) Establecimientos para el almacenamiento,
incluido el almacenamiento temporal de residuos de aparatos
eléctricos o electrónicos:
Zonas adecuadas dotadas de superficies impermeables,
con instalaciones para la recogida de derrames y, si
procede, decantadores y limpiadores-desengrasadores.
Zonas que proceda cubiertas para protección contra la
intemperie.
2) Establecimientos para el tratamiento de residuos
de aparatos eléctricos o electrónicos:
Básculas para pesar los residuos tratados.
Pavimento impermeable y zonas que proceda cubiertas,
dotadas de sistemas de recogida de derrames y,
donde sean necesarios, decantadores y limpiadores-desengrasadores.
Almacenamiento apropiado para las piezas desmontadas.
Recipientes apropiados para el almacenamiento de
pilas y acumuladores, condensadores que contengan PCB
o PCT y otros residuos peligrosos. Para el caso de los
radiactivos se aplicarán los requisitos establecidos en el
Reglamento sobre instalaciones nucleares y radiactivas,
aprobado por el Real Decreto 1836/1999, de 3 de diciembre,
y en el Reglamento sobre protección sanitaria
contra radiaciones ionizantes, aprobado por el Real
Decreto 783/2001, de 6 de julio.
Equipos para el tratamiento de aguas que sean conformes
con la reglamentación sanitaria y ambiental.
ANEXO V
Símbolo para marcar aparatos eléctricos o electrónicos
El símbolo que indica la recogida selectiva de aparatos
eléctricos o electrónicos es el contenedor de basura
tachado, tal como aparece representado a continuación.
Este símbolo se estampará de manera visible, legible e
indeleble.
ANEXO VI
Información mínima que deberán suministrar los
productores que establezcan un sistema individual de
gestión de sus residuos
Las declaraciones requeridas según el artículo 7.3 contendrán,
al menos, las siguientes determinaciones:
a) Identificación del productor:
Identificación y domicilio del productor, NIF, NIRI.
Tipos de aparatos eléctricos y electrónicos producidos.
Categorías según el anexo I.
Uso en los hogares o no hogares.
BOE núm. 49 Sábado 26 febrero 2005 7121
b) Documentación acreditativa de la creación de sistema
de gestión:
Ámbito de aplicación territorial del sistema de gestión.
Identificación de los puntos de recogida y de los gestores
que realizarán la gestión, incluida la recogida, de los
residuos de aparatos eléctricos o electrónicos.
Transporte desde los puntos de entrega y desde los
distribuidores
Previsión de cumplimiento de objetivos: porcentajes
previstos de recogida, reutilización, reciclado y valorización
con sus correspondientes plazos y mecanismos de
seguimiento, control de funcionamiento y verificación del
grado de cumplimiento que en ningún caso serán inferiores
a los que se fijan en el artículo 9. Tratamiento de los
residuos. Técnicas utilizadas.
Forma de financiación.
Procedimiento para el suministro de información a las
Administraciones públicas.
En el caso de aparatos no destinados a los hogares,
acuerdos relevantes a los efectos del apartado 2 de la disposición
adicional segunda
MINISTERIO
DE SANIDAD Y CONSUMO
3243 REAL DECRETO 209/2005, de 25 de febrero,
por el que se modifica el Real Decreto
1599/1997, de 17 de octubre, sobre productos
cosméticos.
El Real Decreto 1599/1997, de 17 de octubre, por el que
se regulan los productos cosméticos, recogió toda la normativa
en vigor en esta materia e incorporó al ordenamiento
jurídico español la Directiva 76/768/CEE del Consejo,
de 27 de julio de 1976, relativa a la aproximación de
las legislaciones de los Estados miembros en materia de
productos cosméticos, y sus posteriores modificaciones.
Mediante sucesivas normas se han ido incorporando
las correspondientes directivas de la Comisión que fueron
modificando la Directiva Marco 76/768/CEE.
La Directiva 2003/15/CE del Parlamento Europeo y del
Consejo, de 27 de febrero de 2003, por la que se modifica
la Directiva Marco, establece innovaciones importantes
en la regulación de los productos cosméticos, lo que
obliga a efectuar su transposición mediante este real
decreto que modifica, a su vez, el Real Decreto 1599/1997,
de 17 de octubre.
Una de las novedades que introduce la citada directiva
es la obligación de utilizar sistemáticamente métodos
alternativos a la experimentación animal para la evaluación
de la seguridad de los productos cosméticos o de sus
ingredientes o combinaciones de ingredientes. En este
sentido, la Directiva 2003/15/CE adapta la normativa sobre
productos cosméticos al Protocolo sobre la protección y
el bienestar de los animales anejo al Tratado constitutivo
de la Comunidad Europea por el Tratado de Ámsterdam,
que estipula que la Comunidad y los Estados miembros
tendrán plenamente en cuenta las exigencias en materia
de bienestar de los animales al aplicar las políticas comunitarias
y, en particular, en el ámbito del mercado interior.
Asimismo, la directiva establece disposiciones sobre
la prohibición de sustancias clasificadas como carcinógenas,
mutágenas o tóxicas para la reproducción, así como
medidas encaminadas a conseguir la máxima protección
e información de los consumidores de productos cosméticos.
Las disposiciones de la citada directiva relativas a la
indicación del plazo de utilización de los productos cosméticos
una vez abiertos por el consumidor, se han incorporado
al ordenamiento jurídico español a través del Real
Decreto 2131/2004, de 29 de octubre, por el que se modifica
el Real Decreto 1599/1997, de 17 de octubre, sobre productos
cosméticos, por lo que mediante este real decreto
se completa la transposición de la Directiva 2003/15/CE.
Por otra parte, y al margen de la transposición de la
Directiva 2003/15/CE, se ha considerado conveniente introducir
otras modificaciones en el Real Decreto 1599/1997,
de 17 de octubre, a fin de precisar y actualizar su contenido,
siendo la más significativa la relativa al procedimiento
de autorización de instalaciones.
En la elaboración de este real decreto han sido consultados
los sectores afectados.
Este real decreto se dicta al amparo de lo dispuesto en
el artículo 149.1.16.ª de la Constitución y de lo establecido
en el artículo 40.2, 5 y 6 de la Ley 14/1986, de 25 de abril,
General de Sanidad, y en la disposición adicional tercera
de la Ley 25/1990, de 20 de diciembre, del Medicamento.
En su virtud, a propuesta de la Ministra de Sanidad y
Consumo, con la aprobación previa del Ministro de Administraciones
Públicas, de acuerdo con el Consejo de
Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en
su reunión del día 25 de febrero de 2005,
D I S P O N G O :
Artículo único. Modificación del Real Decreto 1599/1997,
de 17 de octubre, sobre productos cosméticos.
El Real Decreto 1599/1997, de 17 de octubre sobre productos
cosméticos, se modifica en los siguientes términos:
Uno. El artículo 2 queda redactado del siguiente
modo:
«Artículo 2. Definiciones.
A los efectos de este real decreto, se entiende
por:
a) Producto cosmético: toda sustancia o preparado
destinado a ser puesto en contacto con las
diversas partes superficiales del cuerpo humano
(epidermis, sistema piloso y capilar, uñas, labios y
órganos genitales externos) o con los dientes y las
mucosas bucales, con el fin exclusivo o principal de
limpiarlos, perfumarlos, modificar su aspecto y/o
corregir los olores corporales y/o protegerlos o
mantenerlos en buen estado.
Se consideran, a título indicativo, productos cosméticos
los preparados que figuran en el anexo I.
Son productos cosméticos decorativos los que,
por poseer sustancias coloreadas y por su poder
cubriente, se aplican sobre diferentes zonas del
cuerpo para acentuar temporalmente su belleza o
enmascarar o disimular diversas imperfecciones
cutáneas.
Se consideran, a título indicativo, cosméticos
decorativos los que figuran en el anexo V.
b) Puesta en el mercado: el acto de suministrar
o poner a disposición de terceros, por primera vez,
un producto cosmético, sea o no para transacciones
comerciales.
c) Fabricante: se considera fabricante de un
producto cosmético aquel que figura como tal en el